“El poder de la gente” es el título de las XXIII Jornadas de Economía Solidaria de Aragón.

Desde la economía hacia la transformación social

Del 4 al 7 de junio de 2018 en el Centro Joaquín Roncal (c/ San Braulio, 5-7) tendrá lugar la cita anual con las alternativas económicas que organiza REAS Aragón. Las XXIII Jornadas de Economía Solidaria de Aragón se centran este año en potenciar la capacidad de la sociedad, del pueblo, de la gente, para transformar una realidad basada en la desigualdad por otra que sitúe en el centro a las personas, sus vidas y la sostenibilidad del planeta.

Para dejar de ser consideradas como consumidoras y formar ciudadanía, para intervenir como protagonistas y no como sufridoras en las decisiones que afectan a nuestra vida cotidiana, para repartir y compartir los recursos, a la vez que generamos fuentes sostenibles de energía y bienestar, las personas contamos con herramientas y voz, con ejemplos y alternativas que nos permiten hacer de nuestro reducto de poder, origen del resto de poderes, una palanca útil hacia la justicia social, la universalización de los derechos y la realización de los individuos.

La Economía Social y Solidaria es una de esas herramientas. A través de sus mecanismos de participación democrática, cooperación y primacía del componente humano en su gestión, permite establecer unas relaciones económicas en las que el beneficio empresarial deja de tener la completa posesión de la verdad. Mediante los principios que rigen la ESS (equidad, trabajo, sostenibilidad, cooperación, ausencia de lucro y compromiso social), la economía abandona la frialdad de la hoja de cálculo para dedicarse a lo que nunca debió abandonar: acabar con las desigualdades y la exclusión, detener el deterioro del medio ambiente y favorecer el desarrollo de personas y colectivos desde la cooperación, el compromiso social y los valores democráticos de convivencia.

Por eso, la Economía Social y Solidaria defiende y reclama “El poder de la gente”, y lo hace en su día a día difundiendo el consumo consciente, abogando por la contratación pública responsable, poniendo en valor las tareas de cuidados, extendiendo el cooperativismo como modo básico de organización productiva, alimentando debates como vía para el intercambio y la generación de ideas. Porque la ESS sitúa en el centro a las personas, defiende que esa misma gente recupere el poder sobre sus vidas.

Para saber más pincha aquí